jueves, julio 29, 2010

Temas de moda


No nos engañemos, hay temas que te arrastran, que te rodean y que resulta imposible evadirte o escaparte de ellos. El más reciente es la futura prohibición de las corridas de toros en Catalunya. Y no puedes escaparte o pasar del tema porque resulta que habla todo el mundo, y tienes que escuchar cosas realmente increíbles. Esta mañana sin ir más lejos estaba en una cafetería de Santander, desayunando mientras esperaba el autobús para volver a Bilbao. Y el camarero con un par de habituales han empezado a comentar el tema, cito tres frases que me he tomado la molestia de apuntar:
"Los han prohibido porque son todos unos maricones."
"Si saliesen todos los cornudos de Cataluña ya verías cómo se llenaban las plazas."
"Esto es para dar más perras a los catalanes." (No termino de entender la correlación que hay entre prohibición y financiación y el hombre no la ha explicado).
También he de decir, en descargo de las gentes de Santander, que la noche anterior con otras personas (más jóvenes y de distinto ambiente) el sentimiento era de alegría por lo votado en el parlamento catalán.

Bien, ¡cómo no meter cuchara en tan apetitoso asunto! Así que yo lo voy a hacer demostrando que la votación ha tenido un marcado carácter identitario y poco o nada ha tenido que ver con temas de derechos de los animales.

Las parlamentarias catalanas, votando la prohibición de las corridas se han separado de la Catalunya Nord y de una buena parte del Mediodía frances, con los que Catalunya tiene unos vínculos históricos y culturales potentísimos y en donde los festejos taurinos gozan de una excelente salud. Con esta medida se alejan del Estado francés para acercarse a España, en donde en Canarias ya se prohibieron las corridas de toros en 1991 (con el voto favorable del PP y la participación destacada de Miguel Cabrera, portavoz de este partido en el parlamento Canario). No sólo Canarias, en Galicia en el 2009 sólo hubo 8 festejos taurinos y 6 en Asturies o en Baleares, así que se acercan más a la realidad española.
Es por otra parte un acto de reconciliación con Felipe V de Castilla, el que firmó los Decretos de Nueva Planta (tan dolorosos en el conjunto de la Corona de Aragón) y que intentó prohibir las corridas de toros por la orgía de sangre que se producía y no lo consiguió.
Permite los correbous, festejos que hermanan al Sur de Catalunya con las comarcas turolenses y de Castellón donde son fiestas tremendamente populares (y españolas, faltaría más).
Y se aleja de las costumbres que se dan en el País Vasco y Navarra (territorios con un importante sentimiento secesionista) en donde el año pasado se celebraron 38 y 44 festejos taurinos respectivamente. Es curioso que cuando se habla de separatistas y toros se olvide que, por ejemplo, el dirigente de Herri Batasuna Jon Idigoras, fue un gran aficionado a los toros, fue banderillero y llegó a lidiar en alguna plaza del País Vasco.

Así que quiero concluir confirmando mi aseveración inicial. La votación ha tenido un marcado carácter identitario y poco o nada a tenido que ver con temas de derechos de los animales. Con esta votación se ha favorecido un poco más la integración de Catalunya en el conjunto del Estado.


P.S. Por si alguna anda despistada: Ironic mode: ON
Con matices (correbous) la decisión se puede manipular como se quiera, pero ha sido un triunfo de los derechos de los animales.

4 comentarios:

Dani dijo...

Chapeau Banarus. Gran post.

Florencio dijo...

Jejeje, ya que se escribe poco en verano intentemos que sea entretenido...
;-)

Dina dijo...

Mare mía... que don de palabra... "Florencio for president"

Florencio dijo...

Gracias Dina.

¡No descarto nada!