miércoles, octubre 04, 2006

COSAS QUE IMPORTAN


Una de las ventajas de vivir en Inglaterra es que las noticias llegan amortiguadas. Y aunque uno es capaz de oír el ruido de sables a través de Internet, los periódicos y los comentarios de los allegados, no se le da la importancia que sí que tendría si estuviera viviendo en España. De hecho, cuando voy de visita y veo los telediarios y escucho algunos comentarios en las calles y bares, es como si la cosa no fuera conmigo, ese tipo de informaciones resbalan sobre mí.

Ayer me llegó un correo electrónico, con los supuestos informes de la policía sobre las muestras de explosivo recogidas en el 11-M. No sé si es verdad, no sé si los informes se manipularon entonces o se han manipulado ahora, y la verdad es que no me interesa lo más mínimo. Y no porque no tenga amor a la verdad, sino porque este tipo de informaciones y contra informaciones, sólo sirven para que la honrilla de los dos grandes partidos quede mejor o peor. Sólo sirven para que en los mítines de cada uno de ellos digan lo que sus militantes/simpatizantes quieren escuchar. Sólo sirven para que se hagan chascarrillos y mofas en los pasillos del congreso (e incluso en las sesiones del mismo congreso), sirven para generar debate fatuo en ondas, papeles y blogs. Hay cosas más importantes, cuestiones del día a día que parece que ocupan un rincón muy pequeño de la actualidad.

En mi última visita a mi país, allí en el Campo de Bello, escuché a una chica, que me comentó sobre una amiga suya que trabajaba en el departamento de recursos humanos de una multinacional, esa amiga sabía que cada vez que llegaba una petición de baja por maternidad, tenía que hacer un estudio de cuánto costaba despedir a dicha mujer. Si era más caro el despedirla que lo que costaba la baja de maternidad se quedaba, pero si no lo era, el despido era cosa poco menos que cantada. Este tipo de cosas sí que me llegan al alma, y la distancia no sirve de escudo.

Sin embargo nada va a cambiar me temo, puesto que estas líneas, ocuparán un espacio en la inmensidad de Internet y sus blogs, y en los grandes titulares seguirán apareciendo el último exabrupto de Acebes o la última barbaridad de algún/a ministro/a.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

"nacionalista aragonés de izquierdas" No hay ningún nacionalismo de izquierda. Ahora los nuevos fascistas intentan transformar la izquierda en nacionalista cuando siempre ha sido internacionalista...Utilizais desde Costa a Ixo rai para vuestros intereses que no creo que vayan muy lejos por lógica. Si vuestro nacionalismo consiste en velar por la cultura aragonesa transfromaros en una fundación benéfica, sino es así, me veo tocando la dulzaina (aragonesa por supuesto) para sobrevivir.

Choben dijo...

¿Se puede sentir uno español, izquierdas e internacionalista? Sí ¿Se puede sentir uno aragonés, izquierdas e internacionalista? Según vosostros no, es una teoría curiosa que no entiendo, es más, la veo como uno de los muchos prejuicios que se tienen.

Casi me da vergüenza escribir algo tan obvio, al menos para mí, con lo que ha escrito Florencio. Eso no parece merecer comentario. Semejante discriminación sexual y abuso de poder.

Florencio dijo...

Por supuesto que la izquierda es internacionalista. La cuestión es, ¿qué nación se quiere escoger? Hay algunas gentes que se dicen de izquierdas que sólo ven el internaciolismo si por ejemplo Alemania se relaciona con Palestina (un estado-nación con una nación sin estado)pero no entienden que Aragón se relacione con el Sáhara Occidental (relación entre dos naciones sin estado). No sé, cuando menos curioso.
Si reivindicamos a Costa o a Ixo Rai es lógico, nos gusta la cultura, y, por desgracia, la cultura aragonesa como gran desconocida que es hay que potenciarla, y si no las potenciamos nosotr*s l*s aagones*s, ¿quién lo va a hacer? ¿Giménez Losantos o Ibarra quizá?

Florencio

P.S. No sólo de dulzaina vive el hombre...

amelia dijo...

te lei en o Alto Aragón e me fazió muito goyo, lo te iba a dizir de poblicar: bales un baler!!